jueves, 29 de noviembre de 2007

Tarde

Bebo una taza de té. Fumo distraídamente. Pienso en cosas sin mucho sentido ni juicio. Disfruto de esos pensamientos al azar. Percibo tu mirada lejos, muy lejos. Muerdo mis dedos imaginando tus manos. Pongo un poco de música y dejo que la mente divague un rato más. Debería decir pongo un poco de música y dejo mis pensamientos crecer, ramificarse como ramas nuevas de un árbol en primavera.

Por la ventana abierta entra un aire cálido no muy propio de estos días del final de noviembre. Unos días raros y con sensaciones climáticas poco habituales. Algunos pájaros canturrean vaya a saber que cosas. La tele de los vecinos se escucha. Lamentablemente. Una porquería lo que escuchan, con lo que deciden llenarse el cerebro. Porque tenerlo lo tienen hueco.Entonces no queda más remedio que llenarlo de basura televisiva. Nada nuevo.La misma historia de siempre.

Es jodido por momentos sentirse brillante.

Un beso

Ana

* publicado hoy en http://www.myspace.com/ladylapsus

2 comentarios:

Millie dijo...

¡Qué frase tan buena!.La idiotez circundante es abrumadora en ciertas ocasiones. Te toca la cara y te pega una bofetada helada con uñas largas y manchas de humedad.

Desearía beber un caldo con crutons y mucho queso.

Lapsus Lingua dijo...

¡Qué rico!. Un caldito caliente con pedacitos de queso derritiendose y pancito tostado.

Ya me diste mucha hambre...

Un saludo

Ana