viernes, 31 de agosto de 2007

(Caricias + 1 ) - 1

La tarde alertargada. Montevideo. El aire que se cuela por
las ventanas cerradas por el frío. Un cuerpo y el susurro de
su piel contra las sábanas. Las manos que no se ven. Que se
sugieren en un vientre, en un pubis. Los dedos que se pierden
en una elevación suave y pequeña. Tu nombre que retumba entre
gemidos y balcuceos.Tu nombre otra vez.

Ana

2 comentarios:

Pagana dijo...

:)
y si afuera lloviera sería todavía más perfecto...

Niña Ana, vine a dejarle un saludo;
Feliz día de los bloggers!

Un abrazo.

Lapsus Lingua dijo...

No concuerdo totalmente en que la lluvia mejore un encuentro erótico. Pero hay gente que si así lo siente.

Feliz día de los blogueros para vos también.

Saludos

Ana